MuyBuena 98.3 FM

MuyBuena 98.3 FM, Radio escuchar MuyBuena 98.3 FM en directo Online
¿No te das cuenta de que es una falta de respeto? ¿Por qué una falta de respeto? Simplemente te digo que es una reunión privada. Hay que verlo para creerlo. Te rodeas de hombres y echas a tu marido. No seas ridículo. Hay mujeres en la sala. Y vendrán más. Pero cuando tú estás, las cosas se complican. Eso es todo. Te metes en todo. Déjanos actuar a nuestra manera. Si organizara una reunión de esta clase y tú vinieras, yo jamás sería tan grosero contigo. No te comprendo. No comprendo estas cosas. Hace un año que estamos trabajando. Nunca has mostrado el menor interés y finalmente te presentas. No comprendo lo que buscas. No busco nada. Lo habría sentido rápidamente y me habría ido por mi cuenta. Lo que me encoleriza es tu atrevimiento. Que oses hablarme así. No te lo he dicho delante de las personas. Te lo pido aquí, amablemente. ¿Qué más puedo hacer? No sé. Pero sé que yo jamás te habría hecho esto. Estoy seguro. Las mismas viejas escenas que se repiten. No quiero más. De acuerdo. Haz lo que quieras. Yo me voy, tú puedes quedarte. ¿Y? Me voy. ¿Ya? Cuando hay que irse, hay que irse. Puede haber hielo negro, es peligroso. No es grave. Hay que vivir al filo del peligro. La clase Radio ¿Adónde va? Veremos. Donde me lleve la ruta. ¿Hidayet estaba abajo? Sí, le pagué la habitación. No lo digo por eso. ¿No necesita nada? ¿Un tentempié para el camino? No, gracias. Bueno Radio Ahí está. Buen viaje. Gracias. No se olvide de nosotros. Nihal, ¿te molesto? No hace falta esconder las cosas, sólo una pregunta. Te escucho. Me han dicho que ayer hubo una colecta de fondos. ¿Es verdad? Sí. ¿Y? ¿Por qué no me lo has dicho? ¿Debía hacerlo? No debías, pero hubiera estado bien. Tal vez hubiera querido hacer una donación importante. No creo que sea buena idea. Todo anda bien. No te necesitamos, gracias. Pero vamos Radio Siempre hace falta Radio Soy un hombre rico, después de todo. ¿Qué más natural que sostener un proyecto educativo? No se te ha pedido nada. Pero a ti tampoco, querida. Y sin embargo has creado todo un comité en casa, sin avisarme. ¿No es cierto? Escucha, Aydin, por favor. Vivimos en paz desde hace dos años, sin ocuparnos uno del otro. ¿Por qué este cambio repentino? Ayer, has querido humillarnos, a mis invitados y a mí. Lo he visto. ¿Quién, yo? Jamás en la vida. Bueno, veamos Radio Anoche no he dormido. Si nuestras disputas de antes fueran a reaparecer yo no podría quedarme, sábelo. ¿Es una amenaza? ¿Por qué iba a amenazarte? Te advierto, eso es todo. De acuerdo, te vas. ¿Dónde irás? Donde pueda, no lo sé. Iría a Estambul. Encontraría un trabajo, trabajaría. Mi pequeña Nihal Radio ¿No te cansas de repetir lo mismo desde hace tiempo? Como si yo te retuviera. ¿Te he impedido partir? Vete cuando quieras. Deberías intentarlo. Busca un trabajo con el salario mínimo. De a . Verás si te quedan el tiempo y la energía para salvar al mundo. Lo haré si hace falta. Es mejor que desperdiciar mi vida siendo el parásito de un hombre arrogante. Gracias a ti mi vida está totalmente vacía. Vivo a tus expensas, gasto tu dinero, Pero es al precio de mi libertad y de mi fidelidad inútil. ¿Sabes lo que se siente al no poder dar más que el dinero de otro? No, no lo sé. ¿Sabes por qué? Porque trabajo como condenado para no saberlo. No he tenido ni infancia ni juventud. Una vida demasiado fácil, ése es el problema de ustedes. Desconoces lo que es la gratitud. Te pediría Radio suspender esas reuniones secretas en mi casa. Yo no recibo más que a amigos en mi casa. Que esos buenos para nada vayan a hacer caridad a otro sitio. Nadie más vendrá a mi casa a dar hurras en medio de la noche. No lo permitiré. Ese animal del institutor no tiene nada que hacer aquí. La escuela necesita esto, aquello Radio No busca sino hacer caer neuróticas faltas de actividad, del tipo tuyo. ¿Por qué no quieres comprenderme? ¿Por qué eres injusta? Te juro que mi único propósito, al venir aquí, era ayudarte, apoyarte. Aydin, déjame, te lo suplico. Tomemos un poco de distancia. Ya sea que te vayas tú, o yo. O separémonos, no sé. De acuerdo. No vale la pena llorar. De todas formas me voy. Está decidido hace tiempo. Me iré a quedar un tiempo en Estambul. Allá tengo cosas que hacer para mi libro. Pero tu colecta de fondos me preocupa. Es algo muy serio. Para empezar tengo que arreglar eso. Así que, por favor, ven a sentarte. Hablemos como personas civilizadas. Anda, ven. Nihal, te pido amablemente que vengas a sentarte. Anda. ¡Nihal, ven acá, por Dios! Nihal, querida Radio Es evidente que has montado este grupo porque amas a la gente y porque eres consciente. No veo ningún complot. Te apoyaré hasta el final. Respeto tu inteligencia y tu corazón. Sobre todo, tu corazón. Pero no puedo dejar pasar una operación tan sensible, que podría causarnos un desastre imprevisible, de ser llevada a cabo por ti y por esos buitres. A pesar de todas tus buenas intenciones. El infierno está pavimentado de buenas intenciones. Para empezar, te falta experiencia. No sabes nada de la vida. Te precipitas. Te dejas llevar. Enseguida confías. Te rodeas de todos esos acólitos improbables. Es un terreno resbaladizo, Nihal. ¿Quieres que te diga francamente? Hay dos trampas que no tienen forma de evitar. Para empezar, no pasará nada en las escuelas. Y luego, perderán mucho dinero por no saber qué hacer. Tu nombre se verá manchado. El dinero, me dirás, no es nada, podré pagarlo. ¿Pero si tu nombre, nuestro nombre, se ensucia? Una vez que eso pasa, ya no se puede hacer más nada contra los chismes. Nos acusarán de embolsarnos las donaciones. Y te encontrarás sola. Los amigos volaron. Eso nos caerá encima. ¿A dónde quieres llegar? A lo que te digo: Muy bien, tu colecta de fondos. Pero francamente, me inquieta un poco. Esas cosas no se hacen con el ardor de los amateurs. Por eso es que he sentido la obligación de intervenir para evitar problemas a futuro. ¿La obligación? Sí. Iba a partir para Estambul, pero primero debo ocuparme de eso. Estas cuestiones son serias. No es un juego de niños. Últimamente ha habido tantos hechos de estafa Radio ¿Conoces la nueva legislación? No des más vueltas. ¿Qué quieres? Ver la lista