Radio Aktiva 107.6 FM

Radio Aktiva 107.6 FM, Radio escuchar Radio Aktiva 107.6 FM en directo Online
¿qué? Son Radio ¿Mediocres? ¿No comprometidos? No encuentro el adjetivo. ¿Inofensivos? ¿Eso quieres decir? No sé. Quizás. Estás generosa hoy. Trato de ser realista. Está bien, te felicito. Pero puedo parar de ser realista. Ya es muy tarde, el genio ha salido de la botella. Hay que saber. Me preguntas mi opinión, yo te la doy. Es cierto, doy fe. Antes, nos provocabas admiración. Creíamos que harías grandes cosas, que dejarías una marca. Eso no ha ocurrido. La montaña ha parido un ratón. Siento haberlos defraudado. No es tu culpa. La barra estaba muy alta. Está bien, eso me conforta. Y de "Flores de las Estepas", ¿qué has pensado? Pues ése es justo el artículo que me ha abierto los ojos. Dime más. ¿Cómo decirlo? Ese romanticismo almibarado, esa autopersuasión ingenua, débil Radio Sin tomar riesgos. El autor sólo busca Radio perogrulladas Radio por complacencia. Y además, ese disfraz lírico que apesta a sentimentalismo Radio Ya veo. No lo soportas. Reconozco que no me gusta ese estilo. Después de escucharte, debería dejar de escribir. Pero no, no es más que mi punto de vista. Felizmente hay otros que no piensan como tú. Cierto. ¿Quién? Veo que te intriga. No, es porque tú lo mencionas. ¿No te he molestado? No, para nada. ¿Estás seguro? Sólo un poco. A veces los autores son muy susceptibles con sus escritos. Pero sobreviviré, no te preocupes. El problema es que no haces una crítica clara, precisa. Parece que hubiera un sobreentendido en lo que dices. Es enojoso. Pienso que tal vez es a mí a quien detestas, no a mis artículos. Es absurdo. Pero es verdad. Hay que admitir que somos muy diferentes. Hay que reconocerlo. Hay divergencias sobre todo en la vida. Supongo que está en el orden de las cosas. Al envejecer nos ponemos mañosos, rígidos. Y en fin, es normal que no te gusten. Lo sorprendente habría sido lo contrario. Quizás hasta debería alegrarme. ¿Comprendes? En fin Radio No quiero extenderme más sobre el tema. Es de locos cómo siempre te escapas con una pirueta. Siempre una buena palabra para justificarte. ¿Podemos detenernos, por favor? Al llegar tenías una pregunta que hacerme. Ya está. ¿Qué querías saber? El tema del artículo que acabas de enviar. No, no te creo. Sí, era mi pregunta. La religión, la moral Radio Nada que te pueda interesar. Ya veo. Tienes tu chivo emisario. Lo vas a explotar a fondo. Deja en paz a ese pobre muchacho. Necla, comienzas a cansarme. ¿Por qué dices eso? ¿Qué relación tienes con la religión, la fe, la espiritualidad? ¿Has pisado una mezquita? ¿Has rezado, para hablar de espiritualidad? ¿Debo ir a la mezquita para hablar de religión? ¡Eso sí que es de locos! Dices que el mullah tiene pies que apestan. ¿Qué te puede importar? Ha hecho Km a pie con este frío. ¿Qué puede hacer cuando llega? ¿Qué quieres decir? Lo sabes bien. No, no entiendo. Entonces te explicaré. No me parece justo que un hombre hable de espiritualidad, si nunca ha llorado sobre la tumba de sus padres, adonde jamás ha ido. Hay formas de llorar que no conoces. De acuerdo. Continúa. Si solamente tuviera tu capacidad de no ver, hallaría muchas cosas dignas de interés que tal vez me sacarían de este aburrimiento. No comprendo que no dejes de repetir los mismos temas. El único modo de profundizar en un tema, de crear cosas nuevas, es demostrar perseverancia. No se de qué aburrimiento hablas. Yo nunca tengo un segundo para aburrirme. Con los tiempos que corren el aburrimiento es un lujo. ¿Y antes, no lo era? Sí, de acuerdo, siempre ha sido un lujo. ¿Así está bien? ¿Cómo podemos estar en este punto en las antípodas? Parece que no fuéramos hermanos. Es normal. Es así entre todos los hermanos. Uno es trabajador, el otro flojo. Uno brillante, el otro tosco. Uno sociable, el otro introvertido. Es un hecho. ¿Y entonces? Y entonces, es normal. Nunca llego a explicarme cómo he podido irme de Estambul para venir a enterrarme aquí con ustedes. A pudrirme en este agujero. Yo me siento bien donde tengo mi cuarto y mis libros. Puede ser en cualquier lugar. Uno sabe crearse un mundo propio, una ocupación, o no lo sabe. Te aburres porque no haces nada con tus días. Te dejas estar. Era mejor cuando traducías. Ahora ni siquiera eso haces. Es evidente que te aburrirás. En la vida hace falta un trabajo, una pasión. Se dice que la ociosidad es la madre de todos los vicios. Eso depende de a qué se llame trabajar. No creo que signifique hacer como si trabajas. ¿Qué quiere decir, entonces? Cuando uno reflexiona, está muy activo. Aunque no haga nada. Entonces, te ocupas en pensar, ¿no? Quizás es que no sepa qué hacer. No tengo pasiones que me animen. Y tú, ¿qué haces? Desperdicias tus mejores años con cosas que no te conciernen. ¿No te hartas de armar y desarmar como un alquimista? De sólo verte, me deprimo. ¿Pero qué tienes, Necla, por Dios? ¿Te has levantado con el pie izquierdo? Mientras más golpes recibo, más te encarnizas. Calma. En fin, veamos Radio Comprendo que te hayas divorciado después de tantos años. Ningún hombre puede soportar una lengua tan viperina. Cada oveja con su pareja. ¿Cómo? Yo me entiendo. ¿De qué hablas? De tu mitad. Se han vuelto parecidos.