Radio Sureste 88.3 FM Santomera

Radio Sureste 88.3 FM Santomera, Radio escuchar Radio Sureste 88.3 FM Santomera en directo Online
al otro Radio Radio él tenía la sartén por el mango. Le hizo la vida insoportable. Un día, el pequeño Paul la oyó gritar. Entró y se abalanzó sobre su padre. Su padre lo arrojó al otro lado de la habitación. Desde ese día Paul fue diferente. Una noche lo encontré acurrucado en el borde de la fuente. Sus pequeñas manos apretadas contra sus oídos. "Para no escuchar sus gritos", dijo. Ella llevaba muerta dos meses. Incluso ahora, así es como comienzan sus ataques. Se pone las manos en los oídos. Todavía cree oír sus gritos. ¡Mire! ¡Allí junto a la tumba! Vamos, John. ¡Eh, Pompey! ¡Pompey! ¡Pompey! ¡Paul, soy el Dr. Ben! Paul, ¿dónde estás? ¡Paul! ¡Paul! ¡Paul! Dr. Ben, es mejor llamar a la policía. No, John. Déjelo todo en mis manos. ¡No podemos dejar que ande suelto! ¡Usted no puede permitirse un escándalo, John! Hay que pensar en su esposa también. Conozco a Paul. Soy su amigo. Él confía en mí. Volverá aquí o irá a mi casa. Son los únicos lugares que conoce. Una vez que lo tranquilicemos, Radio será fácil de manejar. Espero que tenga razón, Dr. Ben. Sé que la tengo, John. Tenga fe en mí. Ahora le llevaré a su hotel, luego volveré aquí, Radio destruiré todo rastro de Paul y sellaré la habitación. ¿Y el cadáver de Pompey? Nadie pondrá en duda mi certificado de defunción. Pompey era un anciano. Problemas cardíacos. Nunca cuestionaron el otro. ¿Elaine? ¿Sí? ¿Qué? Voy a inyectarle para que siga dormido. Será mejor que venga enseguida. Ahora mismo. ¿Qué ocurre, querido? Es Pompey Radio Ha tenido un ataque al corazón. Oh Radio Pobre Pompey. Tengo que ir. Por supuesto, querido. Hola, Dr. Ben. Hola, Paul. ¿Qué haces aquí? ¿Dónde estoy? En mi casa. ¿Ah, sí? Es extraño. Hace mucho tiempo que no he estado aquí. Mi Radio mi ventana se ha roto. ¿Sabes algo de eso? Debo haber sido yo, Dr. Ben. Toqué el timbre, ¡pero no hubo respuesta! Tenía que entrar y acostarme. Estaba muy cansado. Dime, Paul Radio ¿a qué se debe que vinieras a verme tan tarde? No lo sé. Intenta recordar. Intenta recordar qué pasó antes de que atravesaras esa ventana. Tómalo con calma. Piensa. Estaba muy oscuro Radio Radio y blanco. Yo Radio Yo estaba Radio dando vueltas. Fuera Radio a solas. ¡Me gusta eso, Dr. Ben! ¡Me gusta caminar solo por ahí! ¡Te sientes bien! No tengo que volver más a esa habitación, ¿verdad, Dr. Ben? No, Paul. No, si haces un esfuerzo. Dime lo que pasó. Lo haré. ¡Me caí! Supongo que es donde me ensucié de barro. ¿Dónde te caíste? Había muchas flores. ¡Pero no me gustan las flores! ¡Quería tirarlas todas! ¿Dónde estaban las flores? Estaban Radio ¡En una tumba! ¡Ahí estaban! ¡En la tumba de mi padre! No te alteres, Paul Radio ¡Está muerto! Lo enterraron hoy. Ya no puede hacerle daño a mi madre. No ha podido hacerle daño a tu madre desde hace mucho, mucho tiempo. ¿No? ¡Usted no ha oído sus gritos todos estos años! Nunca volverás a oírla gritar. Tu padre ha muerto. ¡Lo sé! Yo lo arreglé. Él ya no puede meterse con ella. Pompey me mintió. Me dijo que no lo enterraron junto a ella. ¡Yo quería asegurarme! Pompey no me dejó salir. Pero saliste. ¡Sí! ¡Cuando la oí gritar de esa manera! ¡Tuve que salir! Así que le pedí a Pompey que preparara mi cena. Y yo Radio yo me acerqué con sigilo por detrás de él Radio Y tomó mis dedos Radio Muéstrame cómo Radio cómo tomó tus dedos. No quiero hacerle daño, Dr. Ben. No tengo miedo de que me hagas daño, Paul. Bueno, yo Radio Yo sólo quería asustarlo. ¿Entiende? ¡Y él me dejaría salir! Así que Radio Yo tomé mis dedos. ¡Oh, me ha hecho daño! ¡Quiere devolverme a esa habitación! ¡No, Paul! ¡Sí! ¡Es como los demás! ¡Como mi padre y Pompey! ¡No voy a volver! ¡Estar fuera es bueno! ¡Es bueno andar solo por ahí! ¿Es alguien que viene a llevarme a esa habitación? No, Paul. ¡Nunca volverán a encerrarme! ¡Paul! ¡Paul! Paul ha escapado. Tenemos que llamar a la policía. A estas horas de la mañana le perseguirán como a un animal salvaje, Radio con perros y escopetas. Si es lo que quiere, en mi escritorio hay un teléfono. El Dr. Saunders nunca había metido la pata de esta manera. Buenos días, caballeros.