La Xarxa 91.0 FM Barcelona

La Xarxa 91.0 FM Barcelona, Radio escuchar La Xarxa 91.0 FM Barcelona en directo Online Siéntate. Hacía mucho tiempo que no me reía tanto. Yo nunca podría hacerlo. ¡Vamos, inténtalo! Así que tienes que dormir con los animales. En un corral. Es cálido. Es condenadamente perverso. Vamos a jugar. Llevo cuatro horas esperando a ese hijo de puta. ¿Quieres, Sven? No, gracias. ¿No quieres? No. ¡Ya voy! ¡Ya voy! Date prisa, no tengo todo el día. ¡Lo siento, lo siento! Eres un borracho. Levántate. Tengo que estar en Malmö antes de las seis. Maldito borracho. No me encuentro bien. Sven puede conducir. ¿Sabes conducir? No tengo permiso. He preguntado si sabes conducir. Un poco. Pues ponte el uniforme. ¡Para! He olvidado mi maletín. Está en el dormitorio. ¡Adelante! ¿Qué estás haciendo aquí? He venido a por el maletín. Está ahí. ¿Qué demonios hacía en la carretera? ¿Por qué no miraba por dónde iba? ¿Dónde demonios has estado? Salí de caza. Aquí tienes un pequeño regalo. Puedes hacer salchichas. El hombre que lo trae ganó el Premio Nobel. Dile que lleve el cadáver a la cocina. Puedes darle alguna bazofia. Sí, señor. Me ocuparé enseguida. Siéntate aquí y mantente apartado. Éste es el material que le dan a las tropas. Bebamos mientras estemos sobrios, como dijo el molinero antes de ser ahogado. Él no podía ver, así que un camarero tuvo que ayudarle. Había un enorme plato de gambas y sus ojos se iluminaron. ¿Sabéis lo que dijo? ¡Hola, chicas! Pero él era ciego. Tenía un ojo de cristal y era fosforescente. ¡La cuenta! Se me ha caído el dinero debajo de la mesa. Puede agacharse y recogerlo, por caridad. No lo voy a contar. Gracias, señor, gracias. Es medio judío. Sí. Por lo menos. Ahora a mi casa, a la sauna. Sí. Y yo conozco algunas encargadas de baño estupendas. Voy a llamarlas. Venga, borrachines. Vamos a empezar. Bienvenidos. Adentro. Vives a lo grande. Puedes apostar tu vida a que sí. Bájame, estoy sobrio. Abajo están la bodega y la sauna. Puedes ir a la cocina. Le diré que baje la caja. Llévales el champán. Pon el champán allí. ¡Vera! Hola. Ven aquí. Eres un viejo, querido. Un maldito viejo. ¿Por qué tenemos que hacernos tan jodidamente viejos? ¿Qué quieres, monstruo? ¿Qué hora es? ¡Habla! Maldito idiota. Qué tarde es. Hoy se entrega el premio al mejor semental. ¡Tráeme la ropa! Me voy a casa. Me ha parecido oír algo. Sólo es Sune. El único cartero que va en bicicleta. Siempre habla solo. Se encarga del dinero, los paquetes y las cartas. Habla consigo mismo, pero nadie le llama idiota. Cuidado con la mula, Tonto Simón. Iros al infierno, cabrones. Tened cuidado o recibiréis un puñetazo en la mandíbula. "Y el ángel arrojó su hoz sobre la tierra radio y vendimió la viña de la tierra radio y echó las uvas en la gran cuba del furor de Dios. Y fue pisada la uva fuera de la ciudad, y de la cuba salió sangre". Me gustaría hablar con el Sr. Höglund. Está en la oficina. Es sobre el alquiler, señor. Ah, sí, vence hoy. Llega tarde, por cierto. Mejor págueselo a Wallin, ahora me voy a casa. Pero no tengo dinero. Hemos estado enfermos. ¿Puede darme una prórroga hasta primavera? Está loco. Es para la contabilidad de este año.