Ràdio Cardedeu 90.7 FM Cardedeu Barcelona

Ràdio Cardedeu 90.7 FM Cardedeu Barcelona, Radio escuchar Ràdio Cardedeu 90.7 FM Cardedeu Barcelona en directo Online Si tienes tantas ganas de saberlo Radio ¡Estúpido! Estos se cubren entre ellos de toda la vida, no te lo dirían nunca. Tiene razón. Una guerra perdida. Somos muy distintos. Como los PC y los Mac. ¿Y el hombre cual sería? El hombre es el PC, es obvio. Cuesta poco, coge todos los virus, y sólo puede hacer una tarea. Cuando Lele se está duchando o se enjabona o canta Radio ¡sino se bloquea! Es tan graciosa. Y las mujeres somos Mac: intuitivas, veloces, elegantes. Cuestan un montón y sólo son compatibles entre ellas. Sí, pero crean dependencia. Ahora Diego, ¿cómo está? Nada. Está sin esposa, y sin hijas. Con una guarra de años. ¡Una vida infernal! Tienes que tragarte los realities shows Radio ir a los conciertos de Justin Bieber, emborracharte con cerveza Radio Mientras tu ex te está sacando todo: casa, dinero, coche. ¡Pero qué exagerada! Pregúntale a Peppe. Sobre este tema, no soy un buen ejemplo. En algunos momentos, los alimentos los pagaba mi mujer. Un abogado, por muy hijo de puta que sea, sabe cuanto gana un profesor de gimnasia. ¡Qué cosa más fea! Una familia destrozada por un mensaje. Verdaderamente destrozada por una guarra de años. A punto de cumplirlos. Pero si Chiara no hubiese leído ese mensaje Radio ¿Ahora la culpa es de Chiara que leyó el mensaje? ¡No, qué tiene que ver! Pero hasta tú borras los mensajes. ¿Te follas a una tía tendrás que estar atento, no? ¿Cosimo, pero qué estás diciendo? ¿A qué tienes que estar atento? ¿Al mensajito o al hecho de que eres una ? ¿Por qué te enfadas conmigo? ¡Eh, que yo no hice eso! ¿Me pasas dos berenjenas, por favor? ¡Cuidado, que queman! Cosimo tiene razón. Tenemos que estar atentos. ¡Eh! Aquí dentro metemos todo. Está es la caja negra de nuestra vida. Les pasó a ellos, pero cuántas parejas se destrozarían Radio ¿si uno de los dos, pudiera mirar dentro del móvil del otro? Fijo que a mí Lele, no me daría nunca el suyo. Aquí lo tienes. ¡Cógelo! ¡Cuidado!, que me lo tomo en serio. Cógelo. Déjalo así. ¡No, no, no! Le tiembla la mano. Se pone pálido. Te exijo que lo cojas. Pero después pones el tuyo aquí. ¡Seguramente! Sólo encontrarías los mensajes del pediatra y de tu hermana Radio que me pregunta sobre tu madre. ¿Por qué te lo pregunta a ti? Porque tú no le respondes nunca al teléfono. ¿Y tú le darías el tuyo a Cosimo? Yo no tengo ni siquiera el PIN. Amor, pero yo no lo querría. Rocco se lo tragaría antes de darmelo. ¿Eh, amor? Cógelo Puedes ver alguna teta, algún culo Radio cosas de trabajo. ¡Me están diciendo que ninguno de nosotros tiene secretos! Aparte de Diego, sois todos unos santos. ¿Qué secretos podríamos tener? Sabemos el uno del otro demasiado bien Mejor que haya todavía algún secreto que no no sabes, sino que aburrimiento. Entonces hagamos un juego. ¿Qué juego? Descubrámoslos. ¿Qué significa? Ponemos aquí todos los móviles. ¿Y después? Mientras dure la cena SMS, WhatsApp o Telegram, llamadas Radio los leeremos y escucharemos juntos. Como nosotros no tenemos secretos. ¿Pero qué clase de juego es ese? A lo mejor es divertido. ¿Tú crees? Sí. Hagámoslo, venga. ¿Pero qué hacemos? Este es el mío. Claro, como Lucilla está en casa. Lo haría de todas maneras. ¡Después de las de la tarde a ti no te llama ni tu madre! ¿Qué juego es este, Eva? Uno divertido. A mí no me lo parece. Tal vez porque tienes alguna cosa que ocultar. Yo tengo miedo a que tú tengas alguna cosa que ocultar. Si tienes un amante, no quiero saberlo. ¿Si tuviese un amante, habría propuesto este juego? Tal vez porque precisamente lo tiene, quiere ser descubierta. Existe un mecanismo psicológico según el cual Radio los asesinos en serie hacen de todo para ser descubiertos. Perdón, hagámoslo. Si nos aburrimos, lo interrumpimos. ¿Un poco como el juego de la verdad, se acuerdan cuándo éramos jóvenes? Cuando éramos jóvenes nos pajeabamos todos juntos. ¡Dale! Yo contigo no me la hacía. No, tú te la hacías sólo. Cosimo, pon el móvil. ¿Eh? Ponlo. ¿Me tengo que preocupar? No, lo que pasa es que Radio Aquí está. ¿Lo estamos haciendo verdaderamente? Es de incultos tener los móviles sobre la mesa mientras comemos.