Radio Barbera 98.1 FM Barbera del Valles

Radio Barbera 98.1 FM Barbera del Valles, Radio escuchar Radio Barbera 98.1 FM Barbera del Valles en directo Online ¿Pero qué tiene que ver? Y después de todo esto no es un asilo. Es una residencia estrellas. ¿Por qué no me contaste nada? Porque me olvidé. ¡Ni siquiera memoricé el número! No te puedo creer. ¿Quieres echar a mi madre de casa? Lele, por favor Radio ¡no me hagas pasar como si fuera algo que no soy! No quiero echarla de casa Esa mujer te quiere. Lo sé. Te ayuda con todo, con los chicos Radio ¿O me equivoco? No te equivocas. Pero Radio ¿Pero qué Radio ? A tu madre yo también la quiero. Pero desde que ella está en casa nuestras costumbres se transformaron. La culpa es de mi madre que duerme en el cuarto al fondo del pasillo Radio si nosotros tenemos problemas. ¡Puede ser! Hagamos como que no te dije nada. No hay ningún problema, todo va bien. Lele, yo también la quiero mucho, a la madre de Cosimo Radio pero si viviera con nosotros no sé si la podría aguantar. ¿Con mi madre? ¡Eh! ¡Con mi madre no quisiera estar ni yo, fíjate! Ese lugar es tan hermoso, que son los ancianos los que quieren ir ahí. Es como si estuvieran de vacaciones. ¿Se pusieron de acuerdo? ¿Tú estarías con la madre de Carlotta en vuestra casa? Eva, mi madre es viuda. La suya no. La mía no. Es viuda Radio pero también es una buena toca pelotas. Recibí más «caras de culo» de tu madre que de mi padre. ¡Recibiste bien pocas! Tu madre no destaca por su simpatía. Bien, admito que hay veces que puede ser agotadora. ¡Oh! ¿Qué hora es? Son algo más de la diez. Vamos a ver el eclipse. Dejen los móviles sobre la mesa. ¿Lo puedo llevar para sacar una foto? Bien, sólo el tuyo, ¿Uds no, eh? ¿Has visto que organizados son los asilos? Recién acaban de enterrar a uno y ya lo están reemplazando. No tiene gracia, en ese momento estaba todo completo. Debería abrir un bonito asilo. ¡Bravo, ábrelo en Castelli! Así, fuera siembras alcaparras y dentro metes a los viejos. Es muy bonita, aunque yo sigo viendo dos. Son dos. Una está encima de la otra. Sí, pero no Radio ¿Viste que hermoso? Dentro de poco, desaparecerá todo. Lamento lo que ha pasado. Dije las cosas de una forma, que no me di cuenta. No quiero que te sientas mal. No estoy mal. ¡No sé porque el eclipse nos fascina tanto! ¡El lado oscuro de la luna! ¡Gran disco! ¡Precioso! Saquemos una foto. ¿Quién la saca? ¡Yo! ¿Tipo selfi? Me dejaron traer el móvil Radio ¡Juntarse! Me agacho. Espera, amor, la saco yo. ¡Quietos! ¿Están todos? ¿Están? ¡Sonrían! Un, dos Radio Ivano: «¡Hola!» ¿Qué quiere éste un viernes por la noche? ¿Qué sé yo? ¿Quién es Ivano? Su ex. ¡Mira como le jode! No me molesta. ¡Es broma! ¡Entonces saquemos la foto! ¡Dale! No entiendo porque lo memorizas como Ivano. Se llama Ivano. ¿Cómo tengo que identificarlo? Con el apellido, no es tu hermano. ¡Es su ex, dale! ¡Por eso! Los ex son peligrosos. Son como los japoneses. No se rinden nunca. Especialmente si no la han dejado ellos. ¡Verdad! ¿Bianca? ¿Bianca, quién dejó a quién? Yo. ¡Saca la foto, venga! Es inofensivo, son los principios. ¡Sonrían! Uno, dos Radio Ivanno: «tengo ganas de follar» ¡Suerte que es inofensivo! ¿Qué mensaje es éste? Ahora te lo explico. ¿Pero qué me vas a explicar? Escribió «Tengo ganas de follar». ¡Puede ser culpa del autocorrector T! ¿Qué dices, Peppe? Ahora te lo explico. Explícalo. Entonces Radio Ivano tiene una historia con una mujer, una historia de . Para ella es una historia de , él está perdidamente enamorado. No lo quiere admitir y sufre como un perro. Entonces que llame a la veterinaria. ¿Y Radio ? ¿Entonces? No entiendo porque te escribe a ti. No le veo la gracia. Hagamos una cosa, que te lo explique él. No, Bianca, de verdad Radio No hay nada que explicar. Espera. ¡No quiero! Silencio todos. ¿Oh? Gracias por llamarme. Perdóname si te molesto, Bianca. ¿Te ha llamado? -Sí. ¿Y Radio ? Me preguntó si voy a su casa. No vayas. No puedo aguantarme, no me la quito de la cabeza. Quiero ir. Si vas, después vas a estar mal. Pero si ya estoy mal. Si vas, vas a estar peor. Bonita ayuda que me das. Está es mi manera, al menos lo intento. Si no, es inútil que me llames, tú ya sabes lo que pienso. ¡Qué pesada eres, adiós! ¡Ivano, no vayas!