Radio Calella 107.9 FM Calella

Radio Calella 107.9 FM Calella, Radio escuchar Radio Calella 107.9 FM Calella en directo Online operación en Roma. Está en Villa Claudia, te mando el número. Bien, gracias papá. Adiós, saluda a mamá. ¿Qué operación te tienes que hacer? Nada grave. Mamoplastía de aumento. Aumento de los senos. ¿Te haces las tetas? Sí. ¿Por qué no me lo dijiste? ¿No eres psicoanalista? ¿Y qué? Las terapeutas no se hacen las tetas. La verdad, es un poco raro. No me gustan, me las hago. Pero ese es el problema. Te deberían gustar. Te deberías aceptar. ¿Una, que se hace las tetas, no se acepta? No. Yo me acepto en todo, excepto en las tetas. ¿Por qué no te las hace Rocco? ¿Por qué no se las haces? Porque al papá de ella no le gustaba. Para su hija, él quiere lo mejor. ¡Quiere a a un cirujano de la gente pija, al Profesor Blanchard! Uno que opera en Italia pero vive en Suiza. No a Rocco Buccilli Radio que le hace las tetas a las empleadas de comercio Radio y a las peluqueras del barrio. Yo hago el dos por uno: dos tetas al precio de una. ¿Terminastes? ¿Por qué, no es así? No, no es así. Entonces explícalo. Un marido no le puede hacer las tetas a su mujer. No lo digo como terapeuta, es un tema de sentido común. Las fantasías sexuales podrían desaparecer. Estoy de acuerdo. Es un poco como cuando cocinas, que se te van las ganas de comer. Buen argumento. A él le pasa continuamente. ¿Dice: «Saben que hay de comer? ¡Coman Uds.!» Esa es la explicación oficial, el padre me considera un desgraciado. No es verdad. Para su hija, hubiese preferido un cardiólogo. Un genio como él. Rocco, basta con esta historia. Una teta te la hace Blanchard y otra te la hace tu marido. Sin saber cual. Y cuando te despiertas de la anestesia, tienes que decir cual de los dos es la mejor. No, mejor que decida tu padre. «¿Cual es la teta de Blanchard?» No quiero entrar en esa discusión, además no tiene ninguna necesidad de hacérselas. Te dijo un piropo. Será el eclipse. Eva tiene razón. ¡Es como si fueras a terapia con ella! Digo Radio ¿es impensable, no? ¡Pero no le comprendes! Para él es impensable el psicoanálisis. ¡No iría jamás! A mí me asustan los psicoanálisis que duran tanto, pero me gustaría probar. Sí, porque estás muy poco sentado sobre el diván. ¡Está noche estás tremendo! Está necesidad de contarle mis problemas a un extraño Radio ¿No es para ti, eh? La verdad es que no me gusta. Para una cosa así es suficiente con los amigos. Yo los tengo, a estos. ¡Y nunca nos pagas! Él no va porque piensa que el psicoanálisis no sirve para nada. ¡Dilo, yo no me ofendo! Para ti mi trabajo no sirve. ¿Por qué dices eso? No es verdad. En el fondo lo piensas. En cambio yo pienso, que nosotros dos, hacemos un trabajo parecido. Tú arreglas cabezas, y yo arreglo tetas. Hacemos que la gente esté mejor sólo que tú necesitas años Radio y yo preciso de un par de horas. ¿De quién es? El mío no. El mío no. ¡Calma, amigos! son los ñoquis. Voy yo. ¿Necesitas ayuda? Darme los platos y os los sirvo. Gracias, Carlotta. Pues Radio yo voy a fumar. Te acompaño. ¿Cómo está la luna? Se está cubriendo. Peppe, tengo un problema. ¿Qué problema? Prácticamente Radio todas las noches, a las diez Radio una amiga mía me manda Radio ¿Un beso de buenas noches? ¡Eh! Tío. Me manda una foto. ¿Una foto, te manda? Una foto. ¿Y qué foto te manda? Una foto suya. ¡Es la hecatombe! Me tienes que echar una mano. ¿Cómo te puedo ayudar? Tenemos dos móviles idénticos. Los cambiamos durante el tiempo en que llega la foto y después los volvemos a cambiar. ¡Así la foto me llega a mí! ¡Eres soltero! No, amigo. ¡Ya no! De acuerdo, pero esta noche estas sólo. Podías haberte negado a jugar. Disculpa, pero estaba en una posición de Radio ¿Me ayudas o no? No tengo ganas. ¿Cómo que no tienes ganas? ¡Va a ocurrir una desgracia por una idiotez! ¡A Peppe no le gusta y destrozamos una familia! ¿Y qué tipo de foto es? Es una foto normal. No me hagas quedar como la , si no Radio ¡Peppe! Hace dos noches me mandó una foto con el pijama de Pluto. Entonces Radio ¡eh! ¿Pluto? ¡Pluto! ¿Cuántos años tiene? ¿Sabes?, ¡no lo sé? ¿Me ayudas o no? ¡Qué pesado! No sé si hago bien al decírtelo. Tu marido va a psicoanalista. ¿Rocco?