Radio Euskadi Bilbao

Radio Euskadi Bilbao, Radio escuchar Radio Euskadi Bilbao en directo Online Añadir a su sitio. Lo comprenderá. ¡No te desanimes, piloto! Robin Hood no abandonará a su amigo. ¡Robin Hood! ¡Válgame, otra vez ese tontaina de Poldychoke! Ha construido todo un barco alli. ¿En ese sucio ático? Eso tiene que acabar. Lionel, debes hacer lo que sea necesario. ¡Poldychoke! Le prohíbo que llene de pájaros la cabeza de mi hijo. Sí, su gracia. Jim, pon candado al ático. No es lugar para que juegue el heredero de este castillo. Sí, su gracia. Artur, tu conducta es inadmisible. Te has olvidado del honor de la familia. Tu noble cuna te obliga a vivir de tal modo que tu retrato pueda colgarse también en esta paredl, junto a los de tus ancestros. Padre, le doy mi palabra Radio de que mi retrato nunca colgará en esta pared. ¡¿Qué?! No, pade, ¡nunca! ¡Coged al muchacho! ¡Betsy! ¡Deprisa! ¿Estás sorda? ¡Eh! ¡Viene Assol! ¡Qué perro más lindo! ¡No lo toques! ¡Fuera de aquí! ¡Tu padre ahogó a Manners! ¡Sí, eso hizo! ¡Lo ahogó! Papá, ¿por qué no les gustamos? Es porque yo Radio Porque quise a María más que a la vida. ¿A mamá? ¿De nuevo esas tontas leyendas de piratas? Mademoiselle, debería vigilar las lecturas de Artur. Es hora de contarle la historia de nuestra familia. Estoy seguro de que conocer nuestro árbol familiar será más provechoso para mi heredero que esa tonta afición suya. Yo también lo creo, señor Lionel, pero Artur sólo sueña con el mar. Y ese Poldychoke Radio Por cierto, Artur, ayer estuviste de nuevo en la bodega de Poldychoke. Has desobedecido mi orden. En castigo, te quedarás sin postre tres días. Padre, le doy mi palabra de que no tomaré postre en todo el año. ¿Qué? ¿Ha oído eso? Hallaré el modo de someterlo. Es Vd demasiado tolerante con Artur Radio No, Jim, no puedo casarme contigo. ¿Pero por qué no? Es imposible. Yo no tengo dote y tú no tienes dinero para la boda. Dejaremos el castillo y viviremos con mis padres en el pueblo. No, Jim, es imposible. Pero, Betsy Radio Te pido que me olvides. Betsy, ¿has visto a Artur? No, Mademoiselle. ¿Qué haces aquí? Dar de comer al pez. ¿Los dos? Sí, Mademoiselle. ¡Extraño! Debes encontrar a Artur inmediatamente. Sí, Mademoiselle. ¡Betsy! Betsy, esta es tu dote. Robin Hood, el jefe de los bandidos. ¡Eres un velerito precioso! Si te pongo en el agua a navegar, ¿me prometes que no te hundirás? ¡No, claro que no! ¡Mi capitán es muy bueno! De acuerdo entonces. Probaremos. ¡Oh, qué barco! Querido barquito, navega por las olas Radio Devuélvamelo, ya ha jugado bastante con él. ¡Por Andersen y los Grimms! ¡Esto es sorprendente! Dime, alguita, ¿es tuyo este barco? Vengo persiguiéndolo arroyo abajo. Hasta creí que me moría. ¡Oh, es terrible! Ven, siéntate aquí, chiquilla. Aquí. Toma tu precioso barco. ¿Cómo te llamas, niña? Assol. ¡Assol! Es bonito que tengas un nombre tan original y tan musical. Como el silbido de una flecha o el murmullo de una caracola. ¿Y cómo se llama Vd, señor? Mi nombre es Egl. ¿Y qué hace aquí? Recordaba unos relatos finlandeses y japoneses cuando la corriente ha traído este velero. Y entonces has aparecido. Tal ccual tú eres. ¿Qué llevas en tu cesta? Barcos de juguete. Ese es un vapor. ¡Vaya un barco grande! Y casas donde viven los soldados. ¡Oh, soldados! ¡Muy bien! Te mandaron a venderlos. Por el camino te pusiste a jugar. Pusiste el barco en el agua, y se alejó navegando, ¿a que sí? ¿Me has visto o lo has adivinado? Yo lo sabía. ¿Cómo? Porque soy el jefe de los hechiceros. ¡No me tengas miedo, Assol! De hecho, voy a hablarte seriamente. El rostro de esta niña expresa la esperanza de un bonito destino. ¿Por qué no habré nacido poeta? ¡Es un tema glorioso! Escúchame con atención. No sé cuántos años pasarán, Pero en Caperna florecerá una leyenda Radio Radio que se recordará mucho tiempo. Habrás crecido, Assol. Sí, habrás crecido. Y un día, en el horizonte, el sol brillará sobre un barco blanco con velas escarlata. Se deslizará por las olas Radio y vendrá derecho hacia ti. Ese barco milagroso navegará apaciblemente, sin voces ni disparos, bajo los acordes de una hermosa música. Se acercará majestuosamente, y de él vendrá un rápido esquife, festoneado y decorado con flores.