Radio El Dia 99.5 FM

Escuchar Radio El Dia 99.5 FM en directo Online España La calidad y la emisión continua. ¿Y crees, por nanosegundo, que estaba en la vanguardia de su mente cuando ella le dijo que tomara su ¿negocio y lo empujara por su cañón de su arma? ¡Candice, quiero a Sloane en mi oficina ahora! Ella es buena, ¿no? Mirarás los números. Estoy seguro de que el Presidente de uno de los grupos poderosos en el Capitolio estará honrado ¡de que Su Majestad haya accedido! ¡A mirar a los s números! ¿Qué pasa contigo? El sistema actual es tan poroso, que flota. No recuerdo que te preocuparás, de un modo u otro, por las armas. Mi posición se solidificó entre Columbine y Charleston. Vamos, George, cualquier loco, criminal o ista puede comprar un rifle de asalto de un espectáculo de armas, del Internet o su amigo en el Bowl-O-Rama sin requerir una identificación. Heaton-Harris pondrá fin a eso. Jesucristo, Liz, estos son los cabilderos de armas. ¿Tienes idea de cuánto tiempo he? ¿Estado tratando de volverlos a meter? Ahora, algo pasó. Alguien que conoces fue víctima de un crimen armado. Tonterías, sólo me hice de una opinión. Eres la campeona del mercado libre. Aborreces la intervención frívola del Gobierno. ¿Desde cuando categorizas a las leyes? ¿de armas responsables como frívolas ? ¡Indonesia! Por el amor de Dios, ¡eres la representante de Indonesia! Para detener a nuestro Gobierno de saquear a una de sus pocas fuentes de ingresos. Quiero decir, ¿qué está mal con Indonesia? Estamos a punto de asegurar a Al Jacobs en una excursión allí. ¿Es eso una promesa o una amenaza? Sólo puedo imaginar al buen Senador, siendo hervido en un caldero con todos estos nativos bailando alrededor de él. Vuelve a tus clientes del Fortune Tus intervenciones coloridas son la causa de un retroceso de la industria del que esta Firma puede prescindir Trabajo en nombre de las causas en las que creo. Así es como duermo por la noche. ¡No duermes por la noche! Te sientas y te obsesionas con ganar, sin importar el costo. Esas pequeñas píldoras en tu bolso no son del tipo que te hagan dormir. La única razón por la que tú y tu equipo de granujas masca chicle están aquí es que sus bromas arrogantes