99.9 Valencia Radio

Escuchar 99.9 Valencia Radio en directo Online España La calidad y la emisión continua. Añadir a su sitio. escúchame de mujer a mujer. Tú y Gordon tuvisteis algo que significó mucho para ambos. Aparecí y lo interrumpí pero no creo que yo lo destruyera. Si Gordon no estuviera tan ocupado, se daría cuenta también. Lo que necesita es encontrarlo otra vez. Si tú lo quieres, llévatelo. Lejos de Broadway, de Nueva York y de mí. -¿Lo dices en serio? -Cada palabra. Nunca cambies de idea. Porque una vez que lo hagas, nunca lo tendrás de vuelta. -¿Y bien? -De acuerdo. Por cierto, quiero que sepas que todavía no puedo ni verte. -Bailas magníficamente. -Tú me llevas muy bien. Me alegro de que sea una rumba. -Podría bailar así toda la noche. -Qué bien que la pista no está llena. -Si nos cansamos, podemos jugar -¿A qué? Al ajedrez. Una de las reglas básicas del ajedrez es que el rey se mueve poco. Por eso pocas mujeres juegan. Bueno, en ciertas emergencias. -¿Rompes las normas? -Para eso están, ¿no? Michael La vista. ¿Recuerdas? Es preciosa. -La novedad no ha desaparecido. -Mejora cada vez que te veo. Por lo que dices, has debido ver muchas vistas. -¿Quieres la verdad o te miento? -Miénteme. No. Te lo juro. Y ahora la verdad. Por primera vez en mi vida, siento que he visto demasiadas. ¿Realmente importa? Pensaba que no pero, de repente, sí importa. -¿Por qué? -No sé. Toda las defensas que usé no parecen funcionar. Ya no tengo respuestas. -Me alegro. -¿Te alegras? Porque yo tampoco y es maravilloso. Es perfecto. No soy perfecta, Michael. Yo No tienes que decírmelo. Val, he descubierto cómo se puede saber si estás enamorado. ¿Cómo? Piensa en esas veces que creías estarlo, no lo estabas. ¡Todas esas veces! Mira, Val. Voy a ser honesto contigo porque te quiero. Solo porque te quiero. ¿No te das cuenta de que es la única manera de poder estar unidos? Tanto que no nos podrán separar. Todos cometemos errores. Así es como crecemos y dejamos de cometerlos. Es la única manera de reconocer lo auténtico cuando sucede. Y nos ha sucedido a nosotros. Al menos a mí. Dime si te pasa a ti. -¿Quieres la verdad o que te mienta? -Miénteme primero. No me pasa.