RNE Radio Nacional de España 91.2 fm

Escuchar RNE Radio Nacional de España 91.2 fm en directo Online España La calidad y la emisión continua. Añadir a su sitio. Tú misma me dijiste que fuera a tu casa para hablar. Quería dar la noticia decentemente. Ahora veo que era una idiota. No te pongas así. Necesitas dormir. Lo hablaremos mañana. Habrá una historia diferente mañana en los periódicos, te vas a retractar. Puedes hacerlo ahora. -¿No vas a hacerlo? -No. -Entonces lo haré yo. -Espera. -Ahora sale la verdad, ¿no? -¡Voy a casarme con él! Le diré cosas que le harán desear no haberte conocido. Cosas que odiará. ¡Nunca lo tendrás ni a él ni a nadie! ¡Cállate! ¡Srta. Val! ¡Srta. Val! Srta. Val, ¿está despierta? ¡Srta. Val! ¿Está despierta? ¡Levántese! Pasa. Es el Sr. Dunning. ¡Está muerto! ¡Lo han asesinado! Tranquila, Nancy. Contesta. -¿Está la Srta. Stanton? -Sí, está. -¿Es Ud. la Srta. Stanton? -Sí, soy yo. Sargento Oliphant. Departamento de homicidios. -¿Ha leído los periódicos? -Sí. Ud. está en una mala situación, Srta. Stanton. El vestíbulo está lleno de reporteros, tengo un hombre en el ascensor. He pedido que no le pasen llamadas para que no la molesten. Gracias. Podemos salir por la puerta de servicio para evitar a la prensa. ¿Salir? El Capitán Dabury quiere interrogar al equipo en el teatro. Tiene muchas preguntas. Claro, desde luego. Muchas gracias. Voy a vestirme. -Srta. Val, iré con usted. -No, iré sola. No tardaré. -Ron Button. -Sí. Susan Frank, Ernest Boyle. -Sí. -Eddie Brown. J. D. Watson. -Sí. -¿Puedo hacer algo por Ud.? -No, gracias. -Harold Burns. James Brian. -Aquí. -Valerie Stanton. -Sí. Sean pacientes, no tardaremos mucho. Si los policías tienen cerebro, lo resolverán con facilidad. Cállate, Pansy. Descubren todos los casos. Aquí viene el Capitán Danbury. Srta. Stanton, su guante. Gracias. ¿Cómo están, señoras y señores? Gracias por aceptar mi invitación. Confío en que tengan paciencia en lo que parece un procedimiento innecesariamente largo. Rutina, señoras y señores, pura rutina. ¿Todos presentes, Olsen? Todos excepto la Srta. Webster, señor. Está en el hospital y no está en condiciones de ser interrogada. Empecemos. Que yo sepa no sucedió nada inusual, salvo que era la noche de cierre.